Archivo de categoría Articulos

Contra-Tí-(e)sta

Carta de Sébastien Le Prestre (1633 – 1707), Marqués de Vauban, Ingeniero Militar y Mariscal de Francia, a François Michel Le Tellier (1641 – 1691), Marqués de Louvois, ministro de guerra de Luis XIV, El Rey Sol (1638 – 1715)
Belle-Île-en-Mer, 17 de julio de 1683
Monseñor:
[…] hay algunos trabajos en los últimos años que no han terminado y que no se terminarán, y todo, Monseñor, por la confusión que causan las frecuentes rebajas que se hacen en sus obras, lo cual no sirve más que para atraer como contratistas a miserables, pillos e ignorantes, y ahuyentar a aquellos que son capaces de conducir una empresa. Y digo más, y es que retrasan y encarecen considerablemente las obras, porque esas rebajas y economías tan buscadas son imaginarias, y lo que hace un contratista que pierde es lo mismo que un naufrago que se ahoga: agarrarse a todo; y eso en el oficio de contratista es no pagar a los suministradores, dar salarios bajos, tomar peores obreros, engañar sobre todas las cosas y siempre pedir misericordia contra esto y aquello.
Y de ahí bastante Monseñor, para hacerle ver la imperfección de esa conducta; abandónela, pues, y en el nombre de Dios, reestablezca la buena fe: encargar las obras a un contratista que cumpla con su deber será siempre la solución más barata que podréis encontrar.

Gracias por confiar en nosotros

Día H

En septiembre de 1967, Suecia cambió el sentido de circulación del tráfico pasando de conducir por la izquierda a hacerlo por la derecha. La H proviene de höger, derecha en sueco y de aquí esta denominación “Día H”
En primer lugar, se debe señalar que llevar a cabo esta iniciativa no fue para nada fácil. Finalmente el Riksdag, su Parlamento y pese a las reticencia de la gente e impopularidad del proyecto, aprobó el cambio que y estableció una Comisión estatal de tráfico por la derecha (en sueco Statens Högertrafikkomission (HTK)) que velaría para una buena implementación de este gran cambio y junto a esto, un previo programa educativo de 4 años guiadas por psicólogos para básicamente, informar y educar a la ciudadanía como también, resolver todos aquellos conflictos que se generarían ante este cambio de gran envergadura y que ciertamente, modificarían la forma de vivir, de desplazarse y entender las ciudades.
La imagen superior correspondería a la cocinada versión oficial transmitida desde el gobierno de Olof Palme. Muy nórdicos ellos tan ordenados y disciplinados. En la imagen inferior la cruda realidad vivida ese mismo día y en esa mismísima y céntrica calle Kungsgatan de Estocolmo
Quizás con la posible excepción del gruísta que se mesa los cabellos ojiplático ante tal cantidad de trabajo, no se adivina en la imagen ningún hispano
dagen_H_sweden-1024x778 Día H

Otro septiembre, en 2014, a nosotros también nos toco atravesar este simbólico día H iniciando una nueva y obligada etapa profesional. Ante estos cambios o problemas bruscos con los que a veces nos tropezamos, Søren Kierkegaard con ese tan peculiar y característico fatalismo nórdico, manifestaba aquello que «La vida no es un problema que tiene que ser resuelto, sino una realidad que debe ser experimentada”. Mucho más al sur, los estoicos hispanos Marco Aurelio o Séneca simplemente recomendarían propósito, disciplina y perseverancia
Durante estos cuatro años he pensado a menudo en estas meditaciones de Marco Aurelio o cartas de Séneca en los siguientes términos
“Propósito” Guiarse por buenos principios para tomar decisiones, y tener buenas preguntas que plantearse a uno mismo y a los demás
“Disciplina” Ser capaz de planear algo a largo plazo y realizarlo sin distribuir mal los recursos
“Perseverancia” Ser capaz de soportar las dificultades y el desastre. Entrenarse para desarrollar una resistencia fuera de lo común y una tolerancia elevada al dolor

También en el nórdico Søren pero exclusivamente en su idea que «La vida sólo puede ser comprendida hacia atrás, pero únicamente puede ser vivida hacia delante.»
Con nuestros mejores deseos para esta vida por llegar

Meditaciones

Marco Aurelio veía su mente como una ciudadela interna, una fortaleza que permanecía en calma a pesar de las batallas al otro lado de las murallas.
Muchos asumen que alcanzarán ese estado de nirvana psicológico cuando resuelvan todos sus problemas o ligando su paz interna a la ausencia de trabas externas.
Es un error.
Los problemas son parte de la vida y cuando resolvamos unos, aparecerán otros. El objetivo de la vida no es eliminar todos nuestros problemas, sino actuar de una forma correcta y coherente con nuestros principios, valores y manteniendo paz mental aún a pesar de estos problemas.

Cada año las grandes compañías invierten miles de millones de euros en marketing investigando cómo atraer nuestra atención y poder manipular nuestro comportamiento. Debemos resistirnos. Proteger primero nuestra atención, y apuntalarla después en la dirección adecuada: nuestros objetivos.
La atención que dedicamos a cualquier acción, debe de corresponderse con su valor ya que la mente se acaba tiñendo de los colores de nuestros pensamientos
Gastamos un dinero que no tenemos en comprar cosas que no necesitamos para impresionar a personas que ni siquiera estimamos. No esperemos lograr buenos resultados si dedicamos mucho tiempo a las cosas sin valor.
Tendemos además a caer en la felicidad condicional: seré feliz cuando resuelva este problema o adquiera esta cosa. Poco probable: Solo vemos lo bueno de algo cuando lo perseguimos y solo vemos lo malo cuando lo alcanzamos.
Al resolver un problema o conseguir un deseo, la simple adaptación hedónica o el propio devenir de los hechos hará que aparezcan otros. La vida es una continua sucesión de problemas y deseos insatisfechos.
Para los estoicos, la felicidad resulta interior y ajena a todo lo externo. La serenidad debe lograrse en el presente imperfecto y, los placeres o deseos cuando ya superan cierto umbral, mutan en tiránicos castigos
En la vida, nuestro primer trabajo consiste en dividir y distinguir las cosas en dos categorías: las circunstancias externas que no podemos controlar y las decisiones que tomamos con respecto a ellas y que están bajo nuestro control

Marco Aurelio sostenía que la calidad de nuestra vida depende de la calidad de nuestros pensamientos: tú tienes poder sobre tu mente, no sobre los acontecimientos. Date cuenta de esto y encontrarás tu fuerza.
En ningún sitio encontraremos un retiro más tranquilo que en nuestra propia mente
Muchas veces nos equivocamos al buscar la muerte en el futuro, porque gran parte de la muerte reside en el pasado. Los años pasados están ya en manos de la muerte
No tropieces con algo que ya está detrás de ti.
Cuando te levantes cada mañana, piensa en el precioso privilegio de estar vivo, de respirar, de pensar, de amar
Una parte de las personas que amamos sigue con nosotros. Ese tiempo pasado, siempre nos pertenece
Gracias por confiar en nosotros

Empresas Felices

¨Las familias felices se parecen entre sí; las infelices son desgraciadas de su propia manera…».
Así comenzaba León Tolstoi su afamada novela Ana Karénina. En las empresas, pensamos ocurre justo lo contrario: Todas las empresas felices son distintas. Alcanzaron su felicidad resolviendo un problema concreto o prestando un servicio único en su sector. Las empresas infelices son todas iguales, tristes, grises, sometidas y asediadas por la competencia.
Felices prisioneros de nuuestro elegido camino, hemos resultado finalistas en el Premio Aragonés al Emprendimiento Social. Esto seguramente debido al impacto social y beneficio medioambiental colaborando en conseguir que el Hospital San Juan de Dios Zaragoza se haya convertido en el primer hospital 100% sostenible.
La física clásica, cartesiana o newtoniana estaría asentada en la necesidad del conocimiento de las partes para hallar el resultado. La moderna física cuántica proclama por el contrario, que no resulta necesario conocer las partes para entender el todo. La narrativa actual mantendría en pacto tácito, que todo hospital, industria o cualquier otro edificio, público o privado, adolecería de la inevitable servidumbre o condena de resultar contaminante, humeante, ineficiente, caro o inseguro.
Lo anterior, pensamos, resultaría algo perteneciente al pasado. Un anacronismo absurdo y condenado a desaparecer
Existe tecnología más que probada. Nada nuevo hemos descubierto o aportado nosotros. Simplemente y frente a esta narrativa que no compartimos, tratar de interiorizar y considerar el todo: un ciclo energético sostenible, seguro y económico como algo perfectamente factible, beneficioso y asumiendo con este reto, abordar afrontando las partes necesarias.
La Comunidad Económica Europea ha fijado este hito, “cerrar el círculo”, como una de sus más importantes prioridades a futuro y destinando para ello ayudas por 5.500 millones de euros con sus Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos EIE) además de 650 millones de euros del programa Horizonte 2020.
El Hospital San Juan de Dios Zaragoza ha conseguido cerrar con éxito este concepto de economía circular mediante su ciclo energético
Comisión Europea, prioridades: enlace
Ciclo energético Hospital San Juan de Dios Zaragoza: vídeo

Aurea Medicritas

AUREA MEDIOCRITAS
Dorado término medio, dorada medianía o moderación, resulta una expresión latina que alude a la pretensión de alcanzar un deseado punto medio entre los extremos. También un estado ideal alejado de cualquier exceso mediante la justa medida de los términos opuestos. Está relacionado con el hedonismo epicúreo, basado en conformarse con lo que se tiene y no dejarse llevar por emociones desproporcionadas.
El mito de Ícaro lo ejemplificaba: para escapar del Laberinto de Creta, su padre, Dédalo, le fabricó unas alas de plumas pegadas con cera, advirtiéndole que debía volar ni tan alto que el sol derritiera la cera, ni tan bajo que el mar empapase las plumas. El exceso juvenil de Ícaro, acercándose demasiado al sol, le hizo caer.
Para el pensamiento griego fue esta mediocritas un claro exponente y atributo de la belleza: simetría, proporción y armonia.
No resultaría preciso hacer grandes, sofisticadas o muy extravagantes cosas. Simplemente atender las cosas pequeñas y cercanas con gran amor. Los detalles menores son los que definen la perfección, y la perfección no es ningún detalle menor
Os deseamos un Feliz 2018
Gracias por permitirnos estar cerca de vosotros

Jano

Jano era un Dios Romano.
Se le representaba como una figura con dos caras mirando hacia lados opuestos. El mes de enero se dedicó a él. Lleva su nombre pues se trata de la época en la que se mira hacia el nuevo año mientras aún se recuerda el anterior.

El mito de Jano nos enseña que a cada pasaje marcado por nuestra existencia, a cada partida de una casa o de un lugar, el fin de un año y el comienzo de otro, tiene el sentido especial de la lo que nunca más ha de volver y el encuentro con algo desconocido.
La enseñanza del tiempo es el encuentro del pasado con el futuro, son las dos fases de la existencia

A partir de 2017 nuestra denominación social dejará de ser Corpoener y pasaremos a denominarnos iener (iener Ciclo Energético S.L.)
Confiamos en su aceptación y agradecemos una vez más el poder contar con vuestra amistad y confianza

Futuro

FUTURO… El futuro es lo que está por venir. Representa lo que no está escrito.
El futuro es una página en blanco y sólo hay una forma de leerlo: escribiéndolo.
Con pasión, con trabajo, con tesón, con fuerza, con respeto…el futuro representa todo aquello que nos espera. Nosotros apenas tenemos que ir a su encuentro
Te deseamos el mejor futuro posible

Origen

ORIGEN…el origen-según expresa el diccionario- es el principio, nacimiento, manantial, raíz y causa de algo.
También representa la patria, país donde alguien ha nacido o donde tuvo principio la familia o de donde algo proviene.
El principio, el motivo o la causa moral de algo
Con este motivo construimos una empresa
Independiente de todos
Nuestra única responsabilidad ante nuestros clientes
Ninguna otra empresa puede competir con nuestra historia
Carecen de nuestra pasión, nuestra visión. La innovación es nuestra fuerza, el corazón de la empresa

No guardamos su información personal. Y nunca lo haremos. Nuestra política de privacidad es simple: No recogemos o compartimos ninguna información personal suya. Gracias por visitarnos ACEPTAR

Aviso de cookies